De cómo el móvil mató a los ovnis

El pasado mes de junio tuvo lugar una de las famosas alertas OVNI que el mítico Iker Jiménez organiza de vez en cuando. Miles de personas se congregaron al aire libre para dar la bienvenida y fotografiar a los visitantes del espacio exterior que decidiesen desafiar a las leyes naturales y darse un paseito de 50 años luz hasta nuestro humilde planeta. Descontando las fotos de bolas luminosas -que pueden ser meteoritos, chatarra espacial o incluso naves marcianas con problemas para pasar la ITV- ¿han visto imágenes de naves no humanas como aquellas popularizadas en los 70 y 80? Yo tampoco.

Take me to your leader

¿Quién no recuerda esos platillos volantes fotografiados por Adamski o Billy Meier y que el entrañable doctor Jiménez del Oso nos mostraba en aquel lejano Más Allá? No importaba dónde apareciese una nave extraterrestre, fuese en una remota montaña suiza o en una granja solitaria al sur de Missouri; siempre había un elegido con una cámara de fotos a mano para captar el momento. Cabe preguntarse por qué civilizaciones que cruzan el espacio interestelar para predicar un mensaje contra nuestra autodestrucción deciden no aterrizar en medio del Santiago Bernabeu durante un Madrid-Barça y sí en un lugar perdido de la mano de dios y frente a un sólo testigo, pero esa es otra historia.

Los platillos de Adamski. Se supone que aterrizaron atraídos por la similitud entre su diseño y el de los cubos de basura del contactado. Cosas de la casualidad. O de la causalidad, quién sabe.

La cuestión es que en los años sesenta, setenta y ochenta, cuando casi nadie tenía cámara, había un goteo constante de fotos de naves espaciales. Aplicando una sencilla regla de tres, con aproximadamente seis mil millones de teléfonos móviles en el mundo y casi todos con cámara, deberíamos estar inundados de fotos de OVNIs ¿Dónde están? ¿Se han vuelto los extraterrestres cautelosos? ¿Se han cansado de venir de vacaciones a la Tierra y han optado por pastos más verdes?

Creo que la respuesta es más fácil, y se compone de varias partes. Primero, cada vez es más común que cuando sucede un hecho notable, la gente saque sus móviles o levante sus cámaras para grabarlo; eso hace que un suceso que antes duraba unos pocos segundos y desaparecía para siempre de la vista ahora pueda ser registrado en detalle con zooms, reproducido una vez tras otra y analizado hasta la extenuación. Pocos misterios continúan siéndolo cuando han sido grabados por cientos de personas a la vez con aparatos que permiten ver detalles que escapan al ojo desnudo. 

Pero, en mi opinión, existe una razón mucho más poderosa: nos hemos vuelto muy desconfiados en todo lo audiovisual. Hasta no hace muchos años, una fotografía era la Verdad; por la cabeza de la mayoría de las personas no pasaba la idea de que una foto se pudiese trucar, a pesar de que se lleva haciendo desde hace décadas; por lo tanto esas fotos tenían que ser verdad, o al menos razonablemente reales.

Hoy todo el mundo entiende la expresión pasar por Photoshop, ese programa al que se le llegan a atribuir cualidades milagrosas; es más, todo el mundo es capaz de hacer sus fotomontajes directamente desde el móvil, y nos hemos acostumbrados a ser incapaces de distinguir realidad y ficción en las películas. Somos una generación de escépticos audiovisuales y ya no se nos da meteorito por ovni a las primeras de cambio.

UFO in the morning sky by Markus Ram
UFO in the morning sky by Markus Ram

En cierto modo todo esto me da pena, a pesar de ser un escéptico y ateo convencido, porque en un mundo cada vez más materialista y apegado a la tecnología -digo esto sin absolutamente ningún matiz negativo- los ovnis eran el último hilo que nos ligaba al mundo sobrenatural. Las hadas, los espíritus… todos se han ido marchando de este mundo cada vez más racional, y ahora los OVNIs siguen el mismo camino sin retorno. Ganamos en razón, pero perdemos en sueños.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s