Lo reconozco: soy un flickero de pro. Empecé a subir fotos en mi cuenta a mediados de 2007 y menos de tres meses después ya tenía mi cuenta pro, la cual he mantenido hasta el día de hoy. Reconozco que he probado otros servicios de fotolog durante estos años, sin que ninguno llegase a convertirse en una alternativa seria para mí. Y sin embargo, mi fe en Flickr ha empezado a desvanecerse.

Flickr tomó un camino muy inteligente hace años, potenciando sus aspectos de red social frente a otras opciones y anticipando el camino de lo que serían verdaderos fenómenos sociales como Facebook o Twitter. Sin embargo, ese querer nadar entre dos aguas puede ser lo que haya llevado a su estancamiento: Facebook es una plataforma mucho más interesante para compartir fotos “sociales” mientras que nuevas alternativas como 500px se han llevado a muchos de mis antiguos contactos flickeros.

Y no es de extrañar; 500px renuncia casi totalmente a la parte social de la fotografía para centrarse en mostrar nuestras fotos de la manera más atractiva posible; esto ha provocado, en mi opinión, un efecto tamiz: nadie quiere tener una foto mediocre en 500px, y el nivel es sinceramente impresionante. Por otro lado, Facebook hace lo contrario, renuncia a ser una galería para centrarse en la interacción entre usuarios; ya he encontrado bastantes grupos de fotografía basados en Facebook en lugar de en Flickr, y no es de extrañar; posibilidad de crear eventos, facilidad para invitar a nuevos usuarios…

Sin embargo, Flickr sigue teniendo casi el mismo aspecto y funcionalidades que cuando me uní, hace ya cinco años; su interfaz está pasada de moda, y el aspecto social no ha evolucionado en absoluto, haciendo que subir fotos a los grupos o convocar un encuentro sigan siendo procesos manuales y en ocasiones muy pesados. El otro día comentaba en Twitter que debe existir un termino medio entre el vertiginoso ritmo de actualizaciones de Facebook y el casi inexistente de Flickr, y creo que muchos usuarios piensan lo mismo.

Ahora Flickr anuncia que nos quedamos sin otra más de sus funcionalidades: Picnik. En este caso no es responsabilidad de la propia Flickr sino de Google, que es la dueña del editor de fotografía online. Flickr ha asegurado que reemplazará Picnik con un producto equivalente, pero no ha dado ninguna pista acerca de lo que puede ser; desde luego los chicos de azul y rosa no son una empresa puntera en esto de crear hype. De hecho, el anuncio se ha realizado dentro de un artículo bastante desafortunado en mi opinión, lleno de anuncios de funcionalidades descontinuadas pero sin ninguna novedad destacable ¡Vamos, Flickr, necesitamos ilusionarnos con lo que vendrá, no deprimirnos con una lista de lo que ya no vamos a tener!

Y todo lo anterior lleva a una pregunta ineludible ¿cómo querríamos que fuese el Flickr del año 2012? Esta es mi lista:

  • Visualización de fotos a gran tamaño y dedicada, al estilo 500px.
  • Un “Organizar y Crear” inteligente. Es muy frustrante recibir mensajes de “número de fotos excedidas en este grupo” porque en ningún momento puedes saber si has rebasado el número de fotos permitidas. Dado que Flickr sí lo sabe, no debería ser muy difícil añadir al lado de cada grupo un contador de las fotos permitidas y las totales.
  • ¡Una aplicación para iOS que sirva para algo! La actual ni siquiera te permite añadir tus fotos a grupos.
  • Buscar por cámaras es muy interesante pero ¿qué pasa con los millones de fotos realizadas con cámaras de película? Flickr debería permitir introducir a mano estos datos, como ya permiten 500opx y lomography.com, por mencionar sólo dos ejemplos.
  • Posibilidad de creación de eventos y sugerencia de invitación para contactos que estén en la misma área urbana.
  • Un sistema de invitación de contactos a nuevos grupos más eficiente. Con el sistema actual, debes saber exactamente el nombre del contacto para poder invitarle, yo jamás he encontrado nada parecido a una lista en la que seleccionar cincuenta contactos de una vez.

Esta es mi (no tan) pequeña lista de deseos. Cada año he renovado mi cuenta pro, pero siempre extendiéndola tan solo un año más y tras meditar si valía la pena renovarla o saltar a algo más novedoso. Mientras Flickr siga siendo básicamente el mismo que en 2007, no creo que se llegue a ganar mi confianza más allá del periodo mínimo de permanencia.