En el mercado navideño… con Hipstamatic

Una de las tradiciones noruegas es la de los julemarkeder, los mercados navideños; de entre todos los de la zona, el más popular es el de Egersund. Así pues, los miembros de Stavanger Expats Photo Club decidimos hacer un photowalk el primer sábado de diciembre para disfrutar de un día juntos, conocer este mercado y, por supuesto, hacer fotos ¿Y qué equipo de fotografía decidí llevarme para esta ocasión? El teléfono móvil.

¿Por qué esta elección? Mi primera idea fue llevarme la reflex y un par de objetivos, probablemente el Tamron 17-50 f/2.8 y el Canon 85 f/1.8, que me habrían garantizado poder tomar imágenes en todos los rangos focales necesarios para una ocasión como ésta. Sin embargo, durante esta semana me he descargado y he estado leyendo algunos números del magazine Snap, que edita la gente de Hipstamatic. Todas las fotos de estos magazines están tomadas con la mencionada aplicación, y leerlas reavivó mi interés por Hipstamatic, el cual había quedado algo difuminado durante los últimos meses. Por ello decidí experimentar un poco,  usando esta aplicación como mi cámara principal para la visita a Egersund. Como no me gusta lanzarme sin red, me llevé también la Olympus, aunque debo decir que no la usé en todo el día.

Pero volvamos al julemarked. En contra de lo que se pueda pensar, no son lugares dedicados a la venta de productos de Navidad, sino simplemente mercadillos en los que se vende artesanía, ropa, comida y bebida para consumir y llevar… y están amenizados por espectáculos como coros de (falsos) monjes cantores o teatro y actividades para niños.

Al contrario de lo que suele suceder en otros mercados, los productos no eran especialmente caros para lo que se puede esperar en Noruega, y tuvimos la oportunidad de probar algunas cosas interesantes como el vino caliente con frutos secos y pasas, tan popular en estos países ¡y tan reconfortante! Y es que no creo que llegásemos a alcanzar los cero grados en ningún momento, cosas de vivir en Escandinavia.

¿Valió la pena ir? Debo decir, para empezar, que no compré nada; no fue porque no quisiera, sino porque realmente ni el mercado era excesivamente grande ni los productos eran algo que no se pudiera encontrar en tiendas. Mi opinión es que la función de estos mercados es sobre todo la de ser un punto de reunión, un lugar donde ir, tomar algo, pasar un rato y tal vez comprar alguna cosa. Considerando que Egersund se encuentra a más de una hora de coche de Stavanger, no creo que sea un lugar al que vaya a acudir cada Navidad, aunque seguro que volveré en algún momento.

Respecto a la experiencia de usar Hipstamatic como única cámara, creo que el hecho de no haber tomado una sola foto con la Olympus habla por sí mismo. Las primeras fotos fueron algo decepcionantes pero, cuando conseguí dar con la combinación de filtros adecuada, empecé a obtener imagénes que me convencieron para seguir usando la aplicación. No será la última vez que me atreva a pasar un día a solas con Hipstamatic.

En resumen, un día divertido y lleno de nuevas experiencias, tanto a nivel fotográfico como de inmersión cultural. Ah, y de frankfurts y vino caliente, que todo ayuda cuando muerde el frío.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s