El medio y el fin

Un atardecer, un paisaje, una foto en HDR. Hasta aquí, nada especial. Excepto que ha sido tomada con un iPhone.Día 24

Sí, hice esta foto con una aplicación para iPhone llamada HDR³, de la que hablé hace algún tiempo. También la edición ha sido realizada en el móvil, con SnapSeed. Ha habido gente a la que le ha costado creer que esta foto haya sido tomada con un teléfono en lugar de con una cámara, pero yo llevo algún tiempo usando mi móvil como cámara casi diariamente y sé de lo que es capaz.

Dicen que lo importante es el fotógrafo y no la cámara. Yo no estoy de acuerdo, porque la fotografía es un arte, pero muy dependiente de la calidad del medio; un gran fotógrafo puede tomar muy buenas fotos con un móvil, pero siempre tomará mejores fotos con una reflex y unos objetivos adecuados: tamaño de sensor, calidad y luminosidad de la óptica… son muchos los factores que se conjugan a la hora de hacer una buena foto, y varios de ellos están relacionados con la cámara.

Sin embargo, los smartphones tienen una ventaja evidente: son ordenadores, con una capacidad de procesado pareja a la de equipos de sobremesa de hace no muchos años. Esto implica dos cosas: potencia de cálculo y miles de aplicaciones que permiten sacarle todo el jugo a un hardware -fotográficamente hablando- limitado. HDR en vivo, archivos TIFF, múltiples exposiciones… y probablemente en un futuro reducción de ruido automática, grabación y procesado de archivos RAW, simulación de apertura en tiempo real… ¿podría estar ahí el futuro de la fotografía, o al menos de parte de ella?

De hecho Samsung y otras compañías ya están respondiendo a esta pregunta, integrando el sistema operativo Android en cámaras. Aunque los resultados aún parecen más cercanos a algo a medio camino entre el experimento y la propaganda, no parece descabellado pensar que a medio plazo las principales compañías empiecen a integrar este sistema operativo o alguno similar en cámaras de más enjundia, con buenas ópticas y procesadores más potentes. De hecho estoy seguro de que más de uno lleva soñando algún tiempo con una -bastante improbable- iCamera de Ya-Sabemos-Qué-Compañía.

En cualquier caso, sea en móviles o en equipos dedicados, parece que el software se está convirtiendo poco a poco en una parte fundamental difícil de prever hace unos pocos años. El futuro pinta interesante.

Día 7


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s