El Gran Vacío

Ir a un bosque noruego en pleno invierno, aún cuando se encuentre a veinte minutos escasos de la ciudad, supone adentrarse en otro mundo.

La sensación de soledad, de aislamiento de la civiliación llega a ser opresiva. Te sientes en mitad de un paraje casi fantasmagórico que nadie ha hollado por generaciones.

Incluso los objetos y construcciones parecen estar fuera de lugar, como si hubiesen sido puestos allí por alguna razón desconocida y errónea.

Noruega es un país escasamente poblado en relación a su tamaño. Durante el invierno, hay zonas que quedan completamente aisladas. Si ésta es la sensación que se tiene a pocos kilómetros de un centro urbano, caminar por aquellas zonas remotas debe ser lo más parecido a otro mundo.  Y tal vez lo sea.


2 thoughts on “El Gran Vacío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s