Dicen que…

…es la última organillera de Madrid, que cuando sus manos dejen de dar vueltas a la manivela, uno de los sonidos más clásicos del Madrid tradicional desaparecerá para siempre. Se me hará raro cruzar un día la calle Preciados y no encontrármela, no escuchar la música de un instrumento que es parte de la memoria sentimental de mi ciudad.

IMG_8987


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s