Kazimierz

Siempre que visito una ciudad, hay una parte de ella que posee una suerte de un magnetismo sobre mí; una y otra vez, sin pretenderlo, vuelvo a ese lugar durante mis paseos. En Cracovia ha sido Kazimierz, el barrio judío.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Qué es lo que me ha gustado de Kazimierz tanto como para hacerme volver una y otra vez? Quizás esa sensación de estar caminando por la historia, por una parte integral de Europa  y a la vez tan desconocida por la mayoría de nosotros como es la del judaismo europeo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Es fascinante visitar sus sinagogas y el cementerio viejo o cruzarte con hombres y mujeres vestidos a la manera tradicional. Hay una magia en el barrio, una sensación de estar pisando un mundo distinto pero que una vez fue parte del nuestro.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pero Kazimierz tiene otra cara: la de barrio efervescente, vivo, lleno de tiendas de arte, bares y restaurantes, tenderetes donde comprar una vieja cámara Lubitel o joyas de ambar. En Kazimierz conviven el pasado y el futuro en perfecta armonía.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Kazimierz, un lugar a donde volver una y otra vez. Magnetismo urbano.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s