Desde la cámara

Tal y como conté en mi anterior entrada, he decidido disparar sólo en JPEG con la Fujifilm X100S, aprovechando en excelente motor JPEG que las cámaras de esta marca incluyen en sus procesadores. Y dentro de este pseudo proyecto personal, he querido dar un paso más allá con algunas de las fotos: no hacer ninguna edición de las fotografías, lo que se conoce en inglés como S.O.O.C.Straight Out Of Camera.

El concepto S.O.O.C. no es nada novedoso; de hecho es básicamente lo que la mayoría de aficionados han hecho durante décadas y hasta el auge de la edición digital; sólo cuando se popularizó el formato RAW se empezó a considerar el formato JPEG como algo con poco valor, mucho menos del que en realidad tiene hoy. Y es que compañías como Fujifilm se han esmerado durante los últimos años en proveer a sus cámaras de motores JPEG que pueden generar imágenes finales más que dignas sin necesidad de disparar en RAW.

DSCF3185

No voy a negar -ni creo que haya nadie que lo haga- que disparar en RAW tiene muchas más ventajas que en JPEG debido a las posibilidades que brinda ese formato de cara a la edición: más información en la imagen, recuperación de luces y sombras más eficiente, posibilidad de modificar el balance de blancos a posteriori… Sin embargo todas esas ventajas pueden llevar a cierta dejadez a la hora de elegir los parámetros de la cámara, confiando en ajustar la imagen durante el procesado.

IMG_0334

La filosofía S.O.O.C. exige, por otro lado, una atención exquisita al control de la fotografía antes de realizarla, cuidando al detalle los parámetros de la toma, la exposición adecuada y el encuadre de la imagen porque la imagen que toma la cámara no debe ser modificada de ninguna manera. Para los que nos hemos acostumbrado a pasar cualquier foto por un revelador digital es una tarea nada fácil, pero muy satisfactoria y que permite saber de nosotros mismos como fotógrafos mucho más de lo que pensábamos.

Yo, por ejemplo, he comprobado que tengo cierta tendencia a subexponer imágenes cuando disparo con medición matricial porque me aterran las luces quemadas…

IMG_0349

…o que me satisfacen mucho más los resultados que consigo con exposición puntual.

DSCF3386

También he aprendido que los modos de cámara -generalmente simulaciones de películas clásicas, de hecho se llaman simulaciones en las Fujifilm- necesitan de ciertos ajustes para escapar de las imágenes planas que las cámaras ofrecen y poder obtener resultados más interesantes. En mi Fujifilm X100S yo tengo tres modos predefinidos configurados que utilizo según la escena que quiero fotografiar.

B&N

Retratos

 Paisajes

Dynamic Range

100

100

auto

White Balance

Auto

Auto

auto

Noise Reduction

-1

-1

-1

Film Sim

B-R

PRO Neg Hi

Astia

Highlight Tone

0

+1

0

Shadow Tone

+1

+1

0

Color

0

+1

+1

Sharpness

+1

+2

+1

Estos tres modos me permiten variar entre un blanco y negro contrastado, fotografías en color con más contraste o con un rango dinámico más amplio.

No he probado en detalle los modos en otras cámaras, aunque sé que la Olympus también los tiene y en ocasiones los he aplicado a los archivos RAW al procesar con Olympus Viewer -pero con la E-M5 nunca disparo en JPEG, manías mías. En cualquier caso no parece difícil probar la filosofía S.O.O.C. en ninguna de las cámaras de cierta calidad que se comercializan en la actualidad; así pues, animo a todo el mundo a dejar la red de seguridad del formato RAW al menos por un día y atreverse a disparar con una idea en la cabeza: lo que ves es lo que obtienes.

DSCF3245

 


One thought on “Desde la cámara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s