Ya he comentado en el blog que viví en Trípoli, la capital de Libia, de 2008 a 2011. Esa época supuso la consolidación de mi amor por la fotografía y fue curiosamente en un país que no se prestaba precisamente a este tipo de afición: no es difícil de imaginar que ir haciendo fotos por las calles de la capital de la dictadura gadafista era una actividad, si no peligrosa, al menos poco recomendable.

Por ello acabé tomando la mayoría de mis fotos de aquella época en los alrededores de mi hogar en Al Maghrib Al Arabi, la urbanización conocida entre los expatriados como Regatta. Allí, en ese escaso kilómetro cuadrado en la orilla sur del Mediterráneo, hice muchas más fotos de las que jamás habría imaginado.

Por ello he rescatado el proyecto Un Kilómetro Cuadrado que expuse en Flickr hace un tiempo y que refleja aquellos años en los que los alrededores de mi hogar se convirtieron en mi mundo fotográfico.