El futuro de la edición de fotografías

Nunca entendí a la gente que editaba sus fotos en dispositivos móviles, ya fueran smartphones o tabletas. Siempre me pareció que el nivel de edición que permitían las aplicaciones era muy pobre y una manera bastante estúpida de desaprovechar el potencial que los archivos RAW de las cámaras ofrecían. Pero, como en tantas otras cosas, el tiempo me ha acabado por quitar la razón. Y buena culpa la tiene Affinity Photo para iPad

Affinity Photo es, en realidad, el resultado indirecto del incremento de potencia que los dispositivos móviles están experimentando en los últimos años. Recuerdo que, cuando Apple saco al mercado el modelo Air 2 de su iPad, un conocido podcaster comentaba que no existían aplicaciones capaces de aprovechar la potencia de ese procesador. Parece obvio que algunos desarrolladores han visto el potencial y se han lanzado, por fin, a crear apps que compiten con las de los equipos de sobremesa.


Todo aquel que esté leyendo esta entrada habrá supuesto, a estas alturas, que Affinity Photo para iPad es un programa de edición de fotografía. Quien lo haya hecho, está en lo correcto; sus creadores afirman que ofrece las mismas funcionalidades que la versión de escritorio, conocida por ser una alternativa fiable y barata a Photoshop. Yo no dispongo de ella dado que uso Lightroom en mi equipo de escritorio; lo que sí puedo afirmar es que la versión para iPad contiene casi todo lo necesario para que el aficionado entusiasta no eche de menos el software de Adobe

Importación y edición no destructiva de archivos RAW, corrección de lente, edición por zonas mediante degradados y pinceles, reducción de ruido… y mil cosas más que aún no he tenido tiempo para probar. Además permite modificar los parámetros de los múltiples formatos de exportación así como leer los archivos originales y grabar los resultantes en iCloud; teniendo en cuenta el particular sistema de administración de archivos de iOS, es toda una ventaja.


Por primera vez puedo decir que los dispositivos móviles empiezan a ser una alternativa válida para todos aquellos que, sin ser profesionales, nos tomamos la fotografía de una manera lo suficientemente entusiasta como para dedicar tiempo a editar nuestras fotografías con mimo. Y eso es sin duda una buena noticia. 

Por último, supongo que alguien se preguntará qué tienen que ver las fotografías de Madrid que ilustran esta entrada con el tema de la misma. La respuesta es evidente: toda la entrada, incluyendo la edición de las fotos a partir de archivos RAW, ha sido realizada en un iPad Pro. El futuro ya está aquí.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s