Fujifilm X100T, una cámara de diez

Hace pocos días que he vendido la Fujifilm X100T, la cámara que me ha acompañado durante el último año y medio. Hace diez años que me inicié en la afición a la fotografía y puedo decir, sin ninguna duda, que es la mejor cámara que he tenido. Intentaré explicar por qué.

IMG_0130.jpg

No voy a hacer un análisis técnico de la X100T porque hay decenas de ellos en la red y todos probablemente mejores que el que yo podría hacer. Simplemente voy a enumerar algunas de las razones que me han hecho disfrutar tanto de esta cámara. El primero es sin duda la maravillosa lente que monta, una Fujinon Súper EBC 23mm f/2 que es extremadamente nítida incluso a máxima apertura. Sigue fascinándome esta foto que tomé en una de las sinagogas de Praga porque soy capaz de ver todos los detalles de lado a lado de la imagen:

Otro aspecto que me gusta mucho es que posee diales para exposición, velocidad de obturación y compensación, lo que la hace una cámara extremadamente sencilla de usar. Además casi todos los botones se pueden configurar como accesos directos para distintas funciones con lo cual es poco frecuente tener que realizar más de dos pulsaciones para cambiar algún parámetro. De hecho es una cámara que enamora, con ese aspecto retro que la hace inconfundible, un acabado en metal magnífico y detalles de tecnología como el visor híbrido -una vez más, el mejor que he probado- y la combinación de obturador electrónico y filtro ND incorporado que hace que pueda tomar fotos como ésta a plena luz del día:

Y si hay otro aspecto que me ha hecho disfrutar de la X100T ha sido los modos de simulación de película. Nunca he usado perfiles de color personalizados en otras cámaras porque me han parecido poco más que modos predefinidos y poco inspirados. Sin embargo, Fujifilm llama a estos perfiles simulaciones de película y sin duda se nota la experiencia de esta compañía en fotografía química; he procesado casi todas mis fotos en color con la simulación Color Chrome y el aspecto levemente avejentado de las imágenes -perfecto para fotos urbanas- es muy difícil de conseguir con presets de Lightroom y similares. Yo, al menos, no he encontrado ninguno que se le asemeje.

DSCF1071

Pero sin duda lo mejor de esta cámara es algo intangible y muy subjetivo: provoca ganas de salir con ella a hacer fotos. Es una cámara de hechuras clásicas -alguna vez me han preguntado si era de película- con tamaño muy contenido y una manejabilidad sobresaliente; es, en pocas palabras, una cámara elegante y perfecta para viajar.

Entonces, ¿por qué la he vendido? Hay varios factores. Uno de ellos es el G.A.S., sin duda alguna, porque hacía tiempo que quería probar una cámara full frame -sí, la Sony A7 es mi nueva adquisición- y las rebajas del cyber monday me permitieron hacerme con una por un precio muy razonable. Otro es que, tras un año y medio disparando casi exclusivamente en 35mm, me apetecía volver a la flexibilidad que da un zoom. Esto no significa que vaya a abandonar la mencionada distancia focal porque de hecho he adquirido un Samyang 35mm f/2.8 que probablemente sea la lente que más use; sin embargo, tengo un par de viajes en mente que me van a exigir el uso de diferentes distancias focales. Por último, siempre hubo algo de la X100T que no me gustó y sospecho que es debido a cierta incompatibilidad entre el sensor X-Trans y algunos programas de procesado: las zonas boscosas lejanas en paisajes suelen presentar un efecto acuarela pronunciado, sobre todo si se compara con la nitidez que la cámara exhibe en cualquier otra situación. Cuando lo vi por primera vez quedé sorprendido y pensé que podría haber sobre procesado la imagen; fue entonces cuando descubrí que era un tema recurrente en los foros de fotografía. No creo que sea un problema en el  mundo real -donde vemos las fotos en pantalla y casi nunca imprimimos a tamaños mayores que A4-  y por si sólo no me habría hecho vender la cámara pero es algo que existe y con lo que nunca estuve del todo a gusto.

Si echo la vista atrás he tenido casi todos los modelos X de objetivos no intercambiables: X10, X20, X30, X100S Y X100T. ¿Ha sido ésta mi última cámara de la serie X100? Lo dudo mucho. Las sensaciones que me ha dejado han sido inmejorables y, aunque voy a usar la A7 con mucha ilusión, el listón está muy alto. Tengo curiosidad por saber cómo va a ser el modelo que sustituya a la X100F aunque probablemente aún tarde dos o tres años en salir. Tan sólo con que sea sellado contra la lluvia, a mí me tienen ganado. Volveré a las X100, es inevitable.

DSCF1026


2 respuestas a “Fujifilm X100T, una cámara de diez

  1. Tengo a su hermana, la X70. Por tamaño y manejo es una gozada total, y el color (especialmente el Classic Chrome) es inigualable. Una cámara que para fotografía social resulta encantadora. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s