Tres días en Bélgica

Un año más aproveché las vacaciones navideñas para realizar un corto viaje fotográfico. En esta ocasión elegí Bélgica porque nunca había estado en dicho país y era relativamente accesible en cuanto a distancia desde Stavanger. Decidí que iba a dormir en Gante y, desde ahí, dedicar dos medios días a ver dicha ciudad y uno entero a Brujas, que se encuentra a media hora de distancia en tren.

Brugge

Tomé el primer vuelo desde Stavanger a  Amsterdam y en el mismo aeropuerto cogí el tren de alta velocidad a Amberes. Fue precisamente al llegar a esta ciudad cuando mis planes empezaron a cambiar; había muy poca diferencia de tiempo entre el tren de alta velocidad entre Amberes y Amsterdam y el que me debía llevar a Gante por lo que asumí que, a mi vuelta, tendría que llegar a Amberes con suficiente tiempo como para no perder el tren al aeropuerto; la idea de añadir esta ciudad a mi itinerario empezó a tomar forma.

Gent

Gante me recibió con cielos nublados aunque la temida lluvia no hizo su aparición hasta después de que se pusiera el sol. El centro histórico es pequeño y se tarda poco en recorrer si se quiere tener una idea general de la ciudad. Al acabar el día tuve la impresión de que había visto lo suficiente de Gante y no tenía sentido volver a visitarlo dos días después, por lo que decidí que el día de mi regreso viajaría temprano a Amberes. Como el tren de alta velocidad entre Amberes y Amsterdam partía a las seis y media de la tarde, tenía tiempo de sobra para recorrer la ciudad.

DSC00256

Brujas fue sin duda el plato fuerte del viaje. No sólo tuve un día entero para visitarla sino que el tiempo acompañó: cielos azules y una temperatura que, aunque baja, no molestaba si se iba bien abrigado. Y qué puedo decir de la ciudad salvo que toda ella es una belleza, con sus hileras de casas que representan a la perfección la idea que muchos tienen de las ciudades centroeuropeas. Es cierto que la ciudad estaba llena de turistas pero no lo es menos que hay tantas callejuelas y canales por los que perderse que no es necesario pasar todo el tiempo en el centro de la ciudad. Fue sin duda el punto álgido del viaje.

Brugge

Brugge

El tercer y último día de mi viaje salí temprano de Gante y llegué a Amberes a primera hora de la mañana. Fue sin duda el día más desapacible, con lluvia intermitente y temperaturas bajas aunque no me impidió visitar el centro urbano. Amberes, al contrario que Gante y Brujas, es una ciudad mucho más grande y por lo tanto el centro histórico está mucho más restringido. Tal vez fue el mal tiempo, tal vez el hecho de que el día anterior había disfrutado mucho con Brujas, pero me pareció la menos interesante de las tres ciudades; aún así, me alegro de haberla visitado, sobre todo porque no entraba en mis planes originales.

Antwerp

Antwerp

Hasta aquí el resumen de mi viaje relámpago a Bélgica. Si queréis ver más fotos de las tres ciudades, he creado galerías de Gante, Brujas y Amberes. Espero que las disfruteis tanto como yo lo he hecho al visitarlas.

Brugge


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s