Dron por un día

Papá Noel, el Julenissen o como queráis llamarlo me trajo un dron para reemplazar el que acabé perdiendo en el bosque en octubre. Este dron era un Yuneec Breeze y hablo de él en pasado porque tras unas pruebas… acabó volviendo al Polo Norte -o más bien a la tienda. ¿La razón? La dificultad para conectarlo al teléfono y, aún más alarmante, la facilidad para perder la conexión en pleno vuelo. Como prueba de que alguna vez lo tuve quedan dos fotos que tomé la única vez en que conseguí hacerlo volar.




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s